Los especialistas y el fin de la ciencia

“La situación es trágica, cuando no desesperada. Y es probable que la actual tendencia a la sociología de las ciencias naturales en las llamadas investigaciones empíricas contribuya a la decadencia de la ciencia. Pero a este peligro se superpone otro, cuyo origen se encuentra en la Ciencia Grande: su imperiosa necesidad de técnicos científicos. Cada vez son más los aspirantes al doctorado que sólo reciben formación técnica en ciertas técnicas de medición. No se los inicia en la tradición científica, en la tradición crítica del cuestionamiento, de sentirse tentados y orientados por grandes enigmas y aparentemente sin solución, antes que por la resolubilidad de pequeños quebraderos de cabeza. Cuando son auténticos, estos técnicos, estos especialistas suelen ser conscientes de sus limitaciones. Se califican a sí mismos como “especialistas” y rehúsan toda pretensión de autoridad fuera de sus respectivas especialidades. Sin embargo, lo hacen con orgullo, y proclaman que la especialización es una necesidad. Pero esto significa no remontar el vuelo por encima de los hechos, lo cual muestra que los grandes progresos aún vienen de aquellos que tienen un espectro más amplio de intereses.

Si la mayoría, los especialistas, imponen su ley, eso equivaldrá al fin de la ciencia tal como la conocemos, de la gran ciencia”.

(Karl Popper, El mito del marco común)

Anuncios
Galería | Esta entrada fue publicada en Ciencia, Especialización, Filosofía, Fin, Popper, Técnica, Tecnología. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s